Blog

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Compártelo

VIAJES DE PELÍCULA CUARTA PARTE

"BUENA VISTA  SOCIAL CLUB"

Año 1999. La Habana. Cuba. (director: Wim Wenders / Estados Unidos)

Buena Vista Social Club es el nombre de un club social muy popular de La Habana, cuyos miembros practican el baile y la música. También es el nombre de una agrupación musical creada en la década de 1990, casi 50 años después de que el club cerrase, que inspiró una grabación realizada por el músico cubano Juan de Marcos González y por el guitarrista estadounidense Ry Cooder con músicos cubanos tradicionales, muchos de ellos antiguos miembros del club.

La música cubana es la columna vertebral de este documental que revitalizó la carrera de un grupo de legendarios ancianos cubanos.

Hasta que el músico Ry Cooder y el cineasta Wim Wenders le devolvieron la fama perdida, el cantante cubano Ibrahim Ferrer se dedicaba a limpiar zapatos, a recoger carbón y a hacer cualquier cosa para mantener a su familia. El pianista Rubén González no tenía ya piano, y fingía una artritis para justificar el hecho de no dedicarse ya a su oficio de siempre. La mayoría de los artistas de Buena Vista Social Club, habían caído en el olvido hasta que el disco promovido por Cooder y la película de Wenders les dio una segunda oportunidad y un reconocimiento mundial.

Disfrutaremos de unas magníficas panorámicas en color de las calles de La Habana realizadas por el propio Wenders.

 

 

Además, como a lo que nos dedicamos principalmente es a viajes deportivos, si te apetece dar una carrerita para mantener el tono y poder continuar disfrutando de la ciudad, te proponemos hacerlo en uno de sus lugares más emblemáticos, La ruta del Malecón. ¡Es espectacular! Saliendo del túnel del municipio de Playa te esperan 8 kilómetros de paseo desgastado al lado del mar. Te cruzarás con decenas de pescadores, botellas de ron, cubanos que se han bebido las botellas de ron, perros, coches de más de 60 años y, como no, otros corredores que probablemente te saluden y te sonrían. Ten cuidado si la mar está agitada ya que puede ser peligroso correr si está resbaladizo. Este Malecón termina en el Castillo del Morro, pero, si lo quieres alargar un poco más, puede llegar hasta la Terminal de Cruceros situada en el otro extremo de la Habana Vieja.

Todo el recorrido es completamente llano y te lo recomendamos al atardecer. El sol se acuesta por el Malecón y te regalará imágenes y colores que no olvidarás.

 

¿te apetece ir? Te lo preparamos todo.

 

#somosdeporte #viajesdeportivos #unbsports #  #viajesespeciales #viajesparatí #viajesamedida

(Media de 4 estrellas con 1 votos)

Compártelo